スペイン語通訳・翻訳 スペイン語講師

杉田 美保子

スペイン・バルセロナ滞在 27 年を経て、2015 年に帰国...もっと見る スペイン・バルセロナ滞在 27 年を経て、2015 年に帰国。
金沢市の北國外国語カレッジを中心に、スペインの生活とスペイン語の楽しさを細々と伝授中。「故郷」バルセロナとはリモートでつながりながら、日本の生活も楽しんでいる。
京都のバルセロナ文化センターのスタッフとして、ますます活動の幅を広げていくべく、挑戦中。

スペインの教育文化スポーツ省認定のスペイン語能力試験 DELE の C1(上級)所持。

Hoy os presento una fiesta llamada ¨La Diada de Sant Jordi¨. En español se llama El día de San Jorge y en inglés se dice Saint George’s Day, y consiste en un santo que mató a un dragón en una leyenda. El dragón se describe como un personaje malo, pero en esta fiesta es el protagonista y todos los niños dibujan este dragón. La fiesta de este año 2017 coincidió con un domingo por lo que se colapsó toda la ciudad, sobre todo por el centro de la ciudad. Es porque el año 1995 la Unesco fijó el día 23 de abril como el "Día mundial del libro", y en Cataluña hay una costumbre popular en la que se regalan rosas y libros.

Los stands están en todas partes de la ciudad. Los protagonistas de La Diada de Sant Jordi son las rosas y los libros

Rosas y libros. Sant Jordi: la fiesta de la pasión y de la cultura.

En los stands realizan las firmas de los autores.

Este día en Barcelona, aunque es una fiesta, no es un día festivo, pero este año ha sido como si lo fuera. Todo el mundo paseaba por la ciudad (no hace falta ir muy lejos, porque en todas partes de la ciudad se celebra) y disfrutaban de los stands de libros y de rosas. También autores firman sus obras en algunos stands de las editoriales.

En España se celebra principalmente en Cataluña, pero en Aragón o en la ciudad de Cáceres también se celebra el día de San Jorge. Inglaterra o Canadá también tienen la costumbre de celebrarlo. Este año he podido estar en Barcelona ese mismo día de Sant Jordi, por eso podré incluir las fotos recientes, a ver si conseguiré expresarme bien sobre este día.

 

Hay muchas versiones sobre el origen de la fiesta, pero actualmente los chicos regalan una rosa a las chicas (significa a las personas importantes) y las chicas regalan un libro a los chicos. La rosa representa la pasión y el libro la cultura, por eso ese día hay muchas mesas y carpas por las calles y todo el mundo, desde los jóvenes hasta los mayores, compran y venden libros o rosas (básicamente rosas rojas). Es una fiesta no festiva laboralmente y si coincide con un día entre semana la gente pasea a unas horas concretas como son la hora de comer, o después de trabajar. Pero, este año ha caído en domingo… Y desde las 9 de la mañana empieza la juerga.

Los dragones son mascotas. Un dragón lleva una rosa en una mano y un libro en otra.

La costumbre de regalar las rosas a las chicas ya existía en el siglo XV. Antiguamente había en Barcelona un mercado de rosas y si ese día se acudía a misa y se recibía una rosa en la iglesia. También hay un escrito del siglo XIIV sobre lo mismo, por lo que debe ser una costumbre muy antigua. Hoy día, las rosas llevan unos adornos como la `senyera´ (bandera) de Cataluña y una espiga de trigo representando la fertilidad. Se regalan no sólo a esposos o novios, sino entre los amigos, los colegas o los familiares.

Unos días antes de la Diada, en la prensa y en los medios de comunicación no paran de hablar de los dragones, las rosas, Sant Jordi, los libros…, y para conmemorar ese día se organizan muchos concursos de poesía o poemas, galardones culturales, recitales y teatros. Estuve en directo en el programa Teatrí de Butxaca de la emisora Ràdio Gràcia (107.7FM) y ahí hablaron también de Sant Jordi. Susanna es escritora y escribe muchos cuentos cortos Zen, pero su familia tiene una floristería en su barrio. Según ella, muchas de las rosas rojas de Sant Jordi vienen de otros países, ya que no dan abasto los proveedores locales para suministrar tantas rosas rojas en ese día. Ella las pide al mayorista y este año le llegaron las rosas de Ecuador. Tanto ella como otros propietarios de floristerías y de librerías pensarán: ¿por qué no se celebra cada mes la Diada de Sant Jordi?

Al final del día, le pregunté cómo fue la venta de rosas y me dijo que genial porque realmente hizo un día magnífico. Su preocupación era que todo el mundo fuera al centro y nadie se quedase en su barrio, ya que cada año le sobran rosas. No obstante, este año fue un domingo y muchos del barrio no fueron a trabajar al centro y se quedaron en casa para no ver el follón que suponían que habría en la ciudad.

(Arriba) Las calles principales con muuuucha gente paseando. (Abajo) Ha conseguido una rosa para Mamá. ¿Ahora está eligiendo un libro para Papá?

Ese día, salí de casa sobre las 9:30 para desayunar con una amiga. Fue genial haberme llevado los zapatos de Trekking, ya que quería pasear por todas partes. Mientras caminaba, unos 20 minutos, querían venderme galletas o rosas desde los stands que acababan de montar. Pensé: no, no, Mihoko, aún no. Hay que caminar mucho.

Tras el desayuno, salí con mi amiga sobre las 12:00, ya que había quedado con otras 3 amigas en el Paseo de Gràcia. Normalmente, se tarda unos 30 minutos caminando tranquilamente desde la casa de mi amiga hasta donde quedamos. Pero, lo que vimos aquel día era algo anormal… No sé de dónde salieron, pero muchas cabezas, cabezas, cabezas y más cabezas caminantes por la Rambla de Catalunya y por el Paseo de Gràcia… (Según dice mi amiga era “espalda, espalda y más espaldas caminantes”, porque ella es más baja que yo)

 

La Rambla Catalunya tiene dos aceras, dos calzadas y un paseo por el medio. En el paseo pusieron stands o carpas a ambos lados para que paseasen los visitantes a hojear los libros…, pero ¡qué va! Algo exagerado fue la cantidad de gente… Ya no se veía ni el asfalto y sólo se veían las personas… “¡Dios mío! ¡Es un suicidio entrar en el paseo!”, “Me voy a asfixiar”, etc.,etc. Los comentarios de la gente eran muy exagerados igualmente.

No obstante, los españoles son especialistas en pasear: el pie izquierdo avanza y llega a la tierra, pero el pie derecho sigue en la tierra. Ahora el pie derecho avanza y llega a la tierra y el pie izquierdo aún sigue en la tierra. Con esta velocidad, avanza (o ¿colapsa?) la cola de gente… Es una técnica muy especial y no ha cambiado nada desde hace unos 30 años cuando lo observé en el centro de Madrid al pasear tras la siesta. No sabía de dónde salía, pero todo el mundo comenzó a pasear a esa velocidad…

La obra de Gaudí, Casa Battló.Está decorada con las rosas.

Al final, pudimos llegar al sitio donde habíamos quedado con unos minutos de retraso, pero mis amigas nos propusieron bajar de nuevo por el camino que habíamos subido… Así, tomamos de nuevo rumbo a la plaza Catalunya. Valió la pena, porque pudimos ver la Casa Batlló decorada con rosas rojas, y todo el mundo quería hacer por lo menos un selfie delante de la casa. Por supuesto, nosotras también intentamos hacerlo, pero con tantas personas por medio, no lo conseguimos. ¡Qué lástima!

 

Así continuamos bajando por la calle hacia la plaza Catalunya, pero sólo caminar, porque no pudimos acercarnos a los stands de tantas personas que estaban concentradas en el centro de la ciudad. Los floristeros supusieron que ese día se venderían seis millones de rosas rojas, y más de 300 autores estuvieron programados para firmar sus obras en toda Barcelona… Creo que las fotos hablan más que mil palabras, así que disfrutad las fotos!

Los escaparates de pastelerías. Hay muchos pasteles relacionados con Sant Jordi.
Se han montado muchos escenarios en toda la ciudad, y los autores o aficionados suben a él y recitan sus obras preferidas.
Es el escaparate de una floristería.

A parte de los stands de rosas y libros, en cada escaparate de las panaderías y pastelerías. Las figuras pueden ser de la Cruz, del dragón, de la rosa o del libro. Cada pastelero usa su imaginación y creatividad y cada paseante disfruta viendo los escaparates…

 

Creo que en este número no hace falta escribir más, sino disfrutar e imaginar las escenas de Sant Jordi viendo las imágenes.

Y por supuesto, no sólo celebrar sant Jordi, sino que hay varios grupos que aprovechan para recaudar dinero para diferentes causas: dinero para un viaje de fin de curso, dinero para financiar un casal, etc. Por supuesto, he colaborado en un stand de grupos de Artistas de la Cotidianidad: Taller de Arte Inclusivo. A parte de que les compré unas rosas a mis amigas, conseguí puntos de libro por una colaboración. Me encanta esta diversidad. Me encanta la Diada de Sant Jordi. ¡¡¡Espero poder ir el año que viene a Barcelona!!!

 

¡Os deseo buena suerte!

Texto: Mihoko Sugita

Asesoramiento lingüístico: Carlota Rubies Nörtemann