スペイン語通訳・翻訳 スペイン語講師

杉田 美保子

スペイン・バルセロナ滞在 27 年を経て、2015 年に帰国...もっと見る スペイン・バルセロナ滞在 27 年を経て、2015 年に帰国。
金沢市の北國外国語カレッジを中心に、スペインの生活とスペイン語の楽しさを細々と伝授中。「故郷」バルセロナとはリモートでつながりながら、日本の生活も楽しんでいる。
京都のバルセロナ文化センターのスタッフとして、ますます活動の幅を広げていくべく、挑戦中。

スペインの教育文化スポーツ省認定のスペイン語能力試験 DELE の C1(上級)所持。

La música es una de las culturas más populares a nivel internacional. Antiguamente, la disfrutábamos con los discos LP o de 45, con las cintas de casete o el walkman, y actualmente con CDs o iPods, incluso con un dispositivos de teléfono móvil como un Smart Phone. Ha evolucionado mucho la tecnología a lo largo de estas tres décadas, pero la música siempre está en nuestra vida: ¿cómo la estáis disfrutando?

Ya es primavera. ¡Vamos a cantar!

Para grabar, modificamos un poco las letras

Karaoke ya es una palabra internacional y cantar es una afición más para muchos habitantes del planeta. Este término de origen nipón significa “Orquesta vacía”. Kara de vacía y Oke de orquesta, pues la orquesta toca la música sin letras y los que cantan siguen a la música que suena. La diferencia de las sesiones de Karaoke entre Japón y España es muy notable si comparas ambos países. Normalmente, en Japón, la persona que canta lleva un micrófono. Los demás participantes o personas presentes en la sesión, escuchan lo que canta esta persona hasta el final de la canción, aunque esa canción sea su preferida o la que quiera cantar. Hay que dejarle terminar, porque en este momento es la protagonista en el mundo de la canción. En cambio, la sesión de Karaoke en España se convierte en un coro de todos los amigos juntos en una fiesta, aunque el cantante esté en el escenario y lleve un micrófono. Cantar es una herramienta para disfrutar, no para tener el protagonismo. Son dos países muy distintos en este aspecto.

Barcelona es la segunda ciudad más grande de España, por eso allí tienen lugar muchos festivales y conciertos. Si te gusta la música, es ideal vivir en esta ciudad, pero en mi caso no sirvió de mucho, porque mi afición no era la música… Aún así, fui a unos conciertos y festivales, incluso en las afueras de la ciudad durmiendo en un camping. Lo que me pareció curioso eran los conciertos en el estadio olímpico o en la plaza de toros. Soy de una ciudad pequeña y nunca me imaginé un concierto en estos sitios tan grandes. Claro, en Tokio también hacen conciertos en los estudios gigantescos, por supuesto… Y también me gustaron unos bares cuyos artistas son los propios clientes y comienzan a tocar la guitarra y a cantar Karaoke.

Así es. ¡La música no sólo es para escucharla, sino para crear nosotros mismos! Sí, sí. Lo disfruté muchísimo.

Hace ya unos 8 años que Eli y Patrici comenzaron a vivir en el interior de Cataluña, en la provincia de Lleida. Querían dedicarse a la agricultura ecológica y vivir juntos en el campo. Bien, ¿qué harían en invierno con el frío que hace allí? Pues es el tema de hoy: la música. Patrici trabajaba como técnico de sonido anteriormente, por eso tiene muchos equipos de grabación de sonido. Los montó en un garaje cuando vivía cerca de Barcelona y más tarde los transportó a una habitación de una casa rural donde residen actualmente. La suerte que tienen ladees casas en Europa es que las paredes son de piedra. ¿Os imagináis las casitas japoneses que son de madera y de papel?

En este garaje, nació nuestra canción favorita “Quizás, quizás, quizás”. La idea nació de un grupo de amigas y queríamos grabar nuestra versión. Italiano, francés, catalán, castellano y japonés. Cada una hicimos nuestro trabajo de traducir y redactar las letras en cada idioma; nos juntamos un día para grabar; mientras disfrutábamos la comida un sábado, hicimos ensayos a capella; postre y café; chupitos y ¡venga, a grabar! Entramos una por una al estudio y Patrici nos grabó pacientemente a cada una. Cada una disfrutamos de ser una cantante estrella en el estudio y ahora ¡a bailar! El garaje se ha convertido en una discoteca y así la noche se …..

Trás tomar los chupitos, los miembros del grupo están muy animados a cantar

Patrici se dedicó a mezclar, añadir efectos, y completó nuestra versión de “Quizás, quizás, quizás” y esa canción me llegó como un regalo de cumpleaños. Es imposible describir la alegría que me llegó ese día con palabras, pero eso sí, es uno de los mejores recuerdos del tiempo que pasé en Barcelona.

Se ha inaugurado el nuevo estudio. Les salen muchas ideas nuevas

Desde esta pareja, Eli y Patrici, nació la hija quien debutó como cantante profesional: Carola Llonch. Ella también hace grabaciones en el estudio de Patrici y de allí salieron varias canciones y versiones. Así salieron estas canciones que están en el enlace:

https://carolallonch.bandcamp.com

 

El videoclip lo hizo Vicenç (https://m.youtube.com/watch?v=ONukZADTjxQ&feature=youtube) con quien forma un dueto de música electrónica que se llama PUMA RAI TAPE DIANA. El link está aquí:

https://pumaraitapediana.bandcamp.com/

En la naturaleza y en el escenario: Carola Llonch

Y por supuesto que tengo que presentaros otros músicos amigos. Miriam y Kike también son autónomos y ya no viven en el centro de la ciudad, y se mudó a las afueras. Allí tiene una casa con un jardín grande como para poder hacer una fiesta en él.

Cada primavera hacen una fiesta de cumpleaños conjunta con otras dos cumpleañeras en el jardín. Hace unos años, organizaron una calçotada (la gastronomía que os presenté el número pasado de esta columna) y también aprovechamos para celebrar el cumpleaños de Kike. El regalo de los amigos fue un equipo de baterías y este equipo aparece en cada fiesta desde entonces.

Comenzamos a cantar. Es el inicio de la Jam Session

Barcelona está en el Mediterráneo y su clima es muy tranquilo. Unos 300 días del año soleados y hay muy poca lluvia últimamente. Así que es muy difícil que llueva si organizamos una fiesta exterior. A veces hace demasiado calor pero generalmente comienza la fiesta con el agradable sol. El estilo de la fiesta sería que cada uno traiga un plato y una bebida y lo deposite en la mesa. A partir de ahora, se consume lo que uno quiera. Enseguida se llena la mesa con los platos diferentes y varios tipos de bebidas. Comienzan a llegar los amigos desde varios sitios, mayoritariamente desde Barcelona, y ya comienza la fiesta. Muchas veces, sólo nos vemos un par de veces al año y tenemos muchas cosas por hablar. Cada uno busca su sitio preferido para sentarnos, tomando el sol. Cuando se han saludado con todos los amigos, los miembros amantes de la música comienzan a preparar el equipo musical. Por supuesto, siempre hay alguien bailando. Es un acontecimiento importante del año para este grupo de amigos y normalmente se hace un sábado. Claro que hoy en día estamos conectados por SNS, pero no es lo mismo chatear que vernos y bailar, hablar, reír en persona.

Llegan los platos. Cada uno prepara un plato para compartir
Kike está contento por su regalo de cumpleaños

A mediodía, cuando estén todos los invitados, comienza el brindis. En Japón normalmente la organiza su familia o sus amigos. No obstante, en España, el que organiza la fiesta de cumpleaños es el que cumple. Así que es normal llevar algunos dulces al trabajo y repartirlo entre los colegas. Es ciertamente diferente que en Japón.

Muchas veras. Son indispensables para la tarta de cumpleaños

La fiesta continúa. No hay ninguna norma ni programa. Cada uno hace lo que le gusta. Bailar, sentarse y hablar, tomar el sol, hasta hacer una siesta buscando algún sitio tranquilo (o no). Después de la comida, aparece una tarta de cumpleaños con las velas. Soplan las velas entre tres cumpleañeras, cortan la tarta y la reparten, comienza la hora de los chupitos. De repente se para la música y comienzan a tocar los instrumentos. “Venga, ¿quién empieza?. Así comienza la Jam Session. Aun el sol está alto y el baile y la música continúa hasta las tantas.

Anochecer… ya se termina la fiesta principal. Los que venían de lejos, se quedan a dormir, así que la fiesta post fiesta aún continúa a ratos. La diferencia de la temperatura entre el día y la noche es brutal en el interior de la península, así que todo el mundo tiene que entrar adentro. Guardamos todos los equipos en su sitio hasta la siguiente fiesta… ¡Hasta pronto! ¡Venga, nos veremos pronto! ¡Cuídate! Y volvemos a la ciudad. ¡Oye, voy con vosotros! ¡De acuerdo, sube! Así nos organizamos el reparto para volver en coche a la ciudad. Los amigos traen otros amigos nuevos. Los nuevos ya no son nuevos cuando termina la fiesta. Así la red de los amigos se amplía eternamente y es lo que me gusta de las fiestas con música.

 

¡Hasta la próxima!

Texto: Mihoko Sugita

Asesoramiento lingüístico: Carlota Rubies Nörtemann