スペイン語通訳・翻訳 スペイン語講師

杉田 美保子

スペイン・バルセロナ滞在 27 年を経て、2015 年に帰国...もっと見る スペイン・バルセロナ滞在 27 年を経て、2015 年に帰国。
金沢市の北國外国語カレッジを中心に、スペインの生活とスペイン語の楽しさを細々と伝授中。「故郷」バルセロナとはリモートでつながりながら、日本の生活も楽しんでいる。
京都のバルセロナ文化センターのスタッフとして、ますます活動の幅を広げていくべく、挑戦中。

スペインの教育文化スポーツ省認定のスペイン語能力試験 DELE の C1(上級)所持。

Fue el año 2011 cuando conocí a Nolvenn, en la época en que todo el mundo colaborábamos en la recuperación del noroeste de Japón por los terremotos y por el tsunami, doblando grullas de origami (pariroflexia). En aquel entonces llevaba los pequeños papeles de origami en el bolsillo y cada minuto que tenía tiempo libre hacía unas grullas y las regalaba a los que viajaban en metro. Las grullas de origami se han convertido en una moda.

¿Cortar o doblar? La atracción de los papeles

La grulla hecha por Cristian Marianciuc y las alas hechas por Nolvenn
La bicicleta decorada por Nolvenn.

Cada día iba a trabajar en bus, y por supuesto que doblaba el papel y producía las grullas de origami antes de llegar al trabajo. Ahí me topé con la Bici de Àngel Guimerà 36. Es roja y llevaba una cesta decorada con cascabeles y un molino de viento. Estaba escrito: “No robes mis cascabeles, son para que jueguen las niñas.”

 

Así se me ocurrió dejar una grulla de papel en la cesta cada vez que me cruzaba con ella. Dos grullas al día, una en la ida y otra en la vuelta al trabajo. Y cada vez que me acercaba en la bici, desaparecía la grulla depositada unas horas antes, así que el/la dueño/a (que todavía no conocía a Nolvenn) pasaba por la bici y recogía las grullas de origami.

Así pasaron los días pensando en la bici y en las grullas. Al final, la Bici de Àngel Guimerà 36 se convirtió en el facebook analógico. Aparte de mí, habían muchos niños y vecinos que comenzaron dejar notas o regalitos en la bici. Su popularidad ha subido mucho.

Las grullas de origami que aparecieron en el manillar de la bici

Un día, había cambiado la decoración de la bicicleta. Aparecieron pequeñas grullas de color en el manillar. Estas grullas son de papel, pero durante más de 300 días hace sol en Barcelona, llueve muy poco y aunque llueva, enseguida se secan. Encima, habría más grullas por si se estropean.

 

Han pasado muchos días, pero aún no conocía a Nolevann.

Fue un día horrible cuando conocí a Nolvenn. Y ello porque ocurrió alguna gamberrada y alguien había quemado la Bici de Àngel Guimerà 36.

 

Subía la calle llevando una grulla en la mano como cada mañana y vi la bicicleta de lejos. Vi a una chica haciendo fotos de la bici. Pensé que sería una fan de la Bici, porque se había hecho muy famosa, pero no. Era Nolvenn, la propietaria de la Bici de Ángel Guimerà 36. Y al fijarme bien, la cesta de la bici estaba quemada… ¿Qué? ¿Qué había sucedido?

Ella se giró y me preguntó: ¡Ah! ¿Eres tú quien dejaba los fénix? (Era obvio, porque llevaba una grulla en la mano…)

 

Yo: ¡Ah! Por fin. ¿Acaso eres la propietaria de esta bicicleta?

 

Habían pasado unos 2 meses tras la primera grulla depositada en la cesta de la bici. Era una mañana de principios de junio.

 

Más tarde, me enteré que ella es una artista que trabaja con papeles. Me invitó a su casa y me enseñó sus obras. Son relieves de papel. Algunos son edificios de ciudad, alas de pájaros, flores con muchos pétalos, etc., que decoraban la pared de su casa. Allí se veía la sensibilidad y el talento de Nolvenn.

“No suelo viajar mucho con la bici, porque ya no funciona muy bien, pero cada día bajo a saludarla. Y veía estos fénix en la cesta y tenía ganas de saber qué significado tenía y quién las dejaba en la cesta”. Me lo decía así con la cara sonriente, con su acento y gesto muy melódico. Ella es de dos culturas de diferentes continentes y es muy cariñosa. Es una buena comunicadora y todo el mundo se convierte en su fan. Al final, le he explicado el significado de las grullas y a partir de entonces participa en muchos eventos japoneses.

La entrada a su estudio-galería Talent Lab

Han pasado más de cinco años desde que nos conocimos. Ella cambió de lugar en que vive y yo ya no pasaba por la calle donde Nolvenn aparcaba su bicicleta. Ya no hay ninguna grulla en la cesta de la bici. Pero, mantenemos el contacto, no importa donde vivamos.

 

Entre sus actividades actuales está un taller-galería de arte en el barrio gótico. Colabora no solo con gente del país, sino con artistas extranjeros, participa en los eventos de arte como Disseny HUB Barcelona, etc., organiza talleres, y nunca cansa. Su principal materia es el papel. Corta y dobla. Incluso, hace una colaboración con un artista de origami llamado Cristian. Ella prepara las alas y Cristian crea una grulla de origami con esas alas. Vean la primera foto de este artículo, que es obra de ambos. Y mi grulla beige de origami se ve muy sencilla… Mencionaré unos links de cada artista más abajo. Dicen que no existe la casualidad… Así que las grullas de origami encontradas con Nolvenn, es porque sí.

Las lámparas de papel y una grulla colgada del techo.

En el barrio gótico se encuentran cosas nuevas y cosas antiguas. Hay muchos arte en ese barrio barcelonés. Uno de estos sitios bonitos para visitar es la galería Talent Lab. Aquí se encuentra cosas para casi todos los gustos. Desde una ilustración enmarcada de dimensiones pequeñas hasta una lámpara de papel. “Kawaii”, “Mono”, “sofisticado”, etc., se me ocurrirían muchas expresiones para describir el mundo de Nolvenn. ¡Merece la pena visitarla!

Es la última obra de ambos artistas.
Las obras de papel cortado de Nolvenn y ella misma. Tiene una sonrisa preciosa.

Sobre Nolvenn:

Nolvenn Le Goff

http://www.talentlab.es

https://www.facebook.com/TalentLabBarcelona/?fref=ts

 

Sobre Cristian:

Cristian Marianciuc

https://www.instagram.com/icarus.mid.air/

 

 

 

¡Nos vemos!